Carrito de la compra

Cuidados de la piel en verano


 

En cada época del año, debemos adaptar nuestra rutina de cuidados de la piel de acuerdo a nuestras necesidades y a las condiciones climáticas. Una de las épocas en que nuestra piel necesita mayores atenciones es el verano.

Con la llegada del calor, aparece una serie de factores que pueden poner en riesgo la salud y belleza de la piel. El primero es, sin duda, la mayor exposición solar, que puede causar quemaduras solares. Además, el sudor aumenta la humedad, haciendo la piel más vulnerable. Por otro lado, la mayor sequedad del ambiente deshidrata la epidermis. Te damos algunos consejos para cuidar tu piel en época estival. 

Consejos y cuidados de la piel en verano

El primer consejo a seguir para que nuestra piel conserve la salud y prevenir riesgos, es utilizar siempre protección solar. Debemos usar un factor de protección adecuado a nuestra piel, y aplicarlo siempre media hora antes de la exposición al sol. Si vamos a exponernos por un largo período, debemos repetir las aplicaciones con regularidad, ya que el producto desaparece por el sudor o la humedad. 

Además, la mejor forma de prevenir quemaduras solares y futuros problemas es evitar la exposición solar durante las horas centrales del día, así como usar accesorios como gorras, sombreros y gafas de sol. 

Tampoco podemos olvidar una rutina diaria de limpieza, hidratación y nutrición de la piel, para hacer que recupere la elasticidad y la humedad. Recuerda que tu crema habitual tiene que contar con factor de protección solar. Además, no olvides que la mayor hidratación procede del interior. Es fundamental beber agua y consumir frutas y verduras, así como reducir el consumo de alcohol o tabaco, que promueven la sequedad. 

La importancia del cuidado de los labios, una zona delicada

Una zona especialmente delicada son los labios. También en verano es recomendable seguir algunas rutinas de cuidado de los labios acordes con la estación. Como ya sabes, se trata de una zona donde la capa de la piel es más fina y sensible, y más expuesta a la humedad. Esto, unido a factores como el calor y la sequedad, produce deshidratación, irritaciones y el típico efecto de "labios cortados y resecos". Por ello, no te olvides de usar un protector labial. 

Además, ten en cuenta que la piel de los labios no produce melanina, por lo que no se oscurece con la exposición al sol y no cuenta con protección solar por sí misma. Por ello, debes utilizar un producto labial específico con protección solar, y mantener las mismas precauciones que hemos comentado anteriormente.

Y para disfrutar de unos labios suaves, hidratados y bonitos en verano, no olvides realizar una exfoliación semanal para eliminar pieles muertas y permitir una mejor absorción de los productos hidratantes. Por último, no olvides que el verano es una época que te permite jugar al máximo con los colores alegres y llamativos para los labios. ¡Mantén tus labios jugosos con Mandarina Lips!

Siguiendo estos consejos de cuidados de la piel, disfrutarás de la belleza del verano sin riesgos.