Carrito de la compra

Maquillaje perfecto dentro y fuera de la oficina


Hay algunas modas que deberían venir para quedarse, el afterwork es una de ellas, nos encanta, ¿qué mejor plan, después de un duro día de trabajo que salir con amigos o compañeros de trabajo a tomar algo? A veces lo planificas y otras veces, simplemente surge. Si quieres saber nuestro truco para que tu maquillaje esté acorde con estas dos situaciones, sigue leyendo.

La ventaja del maquillaje para ir la oficina es que puede ser muy sencillo. No necesitamos levantarnos 2 horas antes, lo que buscamos se puede conseguir con productos simples y que utilizamos diariamente. Este maquillaje sencillo, será la base perfecta para retocarlo y añadir un par de truquitos antes de salir de la oficina.  

 

Maquillaje dentro y fuera de la oficina

Si lo que buscamos es un maquillaje con el que no parezca que vamos de fiesta, pero que sea ideal para escaparte con tus amigos después del trabajo, tenemos que buscar un maquillaje que aporte naturalidad y sencillez

Necesitaremos una base acorde con nuestro color de piel, junto con un corrector para esas pequeñas rojeces e imperfecciones que podemos tener recién levantadas. No debemos olvidar que lo que buscamos es naturalidad, por lo que no debemos aplicar estos productos en gran cantidad.

Utilizaremos también unos polvos que nos aporten un poco más de color, y así, matificar los posibles brillos. Y junto a esto, un ligero toque de colorete nos sentará ideal.

El rímel no podrá faltar en este look para acudir a trabajar. Es infalible. Con rímel todo cambia. Sin embargo, para continuar con la sencillez que buscamos, dejaremos para la tarde la raya de ojos. Otro truco: lo mejor será utilizar tan solo rímel en las pestañas superiores para dar mayor volumen a nuestros ojos. Y es que si lo aplicamos en las inferiores no conseguiremos ese efecto que tanto estamos buscando. Para los labios, utilizaremos un tono muy natural, o simplemente un brillo.

Cuando llegue el momento de salir del trabajo, retocaremos este maquillaje, volvemos a aplicar los polvos para matificar los brillos que han surgido durante el día, añadimos ahora si la raya de los ojos y maquillamos nuestros labios con un labial más intenso, pero antes… utilizaremos nuestro voluminizador de labios Mandarina Lips para dar un volumen extra a nuestros labios, en este caso utilizaremos un volumen que no sea excesivo, el justo para que se vean con más vida y darles un poco más de protagonismo, porque esa es la gran ventaja de Mandarina Lips, que tú puedes controlar en cada momento el volumen que quieres darle a tus labios.

A veces, al maquillarnos, olvidamos la importancia que tienen nuestros labios en nuestro look, y que con un pequeño cambio, podemos dar un aire completamente diferente a nuestro maquillaje.

Mandarina Lips será el aliado perfecto que nos dará el toque necesario para acudir a la oficina con un maquillaje que luego podamos convertir de una forma muy sencilla en un maquillaje sofisticado para salir a la calle después. Para que siempre te sientas guapa, dentro y fuera de la oficina, para todo tipo de ocasión.