Carrito de la compra

Tratamientos de hidratantes caseros para unos labios espectaculares


La piel de los labios es muy delicada y se suele deshidratar con gran facilidad al estar expuesta a múltiples factores. Desde el sol hasta el frío, pasando por diferentes alimentos o maquillajes con ingredientes químicos, puede dar lugar a que nuestros labios aparezcan sin vida o con grietas. Hoy te proponemos diferentes tratamientos para que puedas elaborar en tu casa hidratantes de labios caseros, tendrás la solución perfecta.

No hay que olvidar que los labios no tienen glándulas sebáceas ni cuentan con un mecanismo que evite que la humedad se evapore. Nos encontramos con una zona del rostro muy vulnerable, que precisa de unos cuidados específicos si queremos verlos bonitos y saludables.

Recetas caseras para tus labios

  1. Aceite de oliva

Un aceite de oliva de buena calidad nos ayuda a mejorar la textura de la piel en los labios porque aporta brillo y suavidad. Además, es un excelente regenerador cutáneo. Si quieres potenciar los efectos del aceite puedes mezclarlo con la pulpa de un aguacate para lograr una fórmula más potente.

Tan solo debes abrir el aguacate por la mitad y sacar la pulpa. Posteriormente, la machacas con aceite de oliva hasta crear una crema homogénea para aplicarla en los labios con movimientos circulares. Se deja actuar 20 minutos y se retira con agua tibia.

  1. Aceite de almendras

Otro aceite muy beneficioso para nuestros labios es el de almendras. No es extraño porque contiene uno de los componentes esenciales que se utilizan en muchos productos de belleza. Además, si se combina con cera de abeja se puede conseguir un bálsamo excelente y muy beneficioso para nuestra piel.

Debes calentar la cera de abejas en un cazo hasta que esté bien derretida para poner el aceite de almendras y removerlo hasta que se enfríe. Posteriormente, debes pasarlo por los labios y, cuando se haya secado, retirarlo con agua tibia con un algodón mojado. Lo ideal es hacerlo por la noche, varias veces a la semana.

  1. Mascarilla de azúcar

El azúcar es uno de los exfoliantes caseros que deja los labios como nuevos al eliminar las células muertas y corregir las imperfecciones. Si mezclas el azúcar con la miel de abejas, conseguirás unos labios de película.

Te recomendamos colocar azúcar y miel en un recipiente y removerlo para que se quede una pasta totalmente granulada. Posteriormente, la esparces sobre los labios y la dejas actuar unos minutos, haciendo movimientos circulares en la zona. Finalmente, la retiras con agua tibia.

  1. Mascarilla de pepino

El pepino se utiliza mucho para reducir las ojeras y las bolsas de los ojos, pero también es muy bueno para hidratar y refrescar los labios. Puedes cortar las rodajas y hacer una especie de mascarilla con un yogur fresco. Se deja aplicar unos 15 minutos y luego se retira con agua fresca.

Con estas recetas hidratantes de labios caseras podrás lucir unos labios de cine. Tan solo necesitas ciertos alimentos habituales de los que solemos tener en casa. Además, si quieres unos labios carnosos y con mayor volumen, no dudes en utilizar Mandarina Lips.